Abusaron de una menor de edad en Pinar de Rocha y evalúan si fue drogada

El abogado de la familia de la víctima señaló que el boliche "tiene una responsabilidad tremenda porque fallaron los controles de seguridad" ya que la adolescente fue atacada en el interior del local. La madre de la joven señaló que su hija se encuentra en tratamiento con "retrovirales, infectólogos, psicólogos y reposo en casa"

El abogado de la familia que denunció el abuso sexual a una adolescente de 14 años en el boliche Pinar de Rocha, de la localidad bonaerense de Ramos Mejía, declaró este lunes que los exámenes médicos arrojaron “lesiones y señales inequívocas de haber sido abusada sexualmente”, y aún se desconoce si la intoxicación que sufrió “se dio solo por bebidas alcohólicas u otras sustancias”.

Javier Baños, abogado de la familia de la víctima, manifestó que el parte médico evidenció “señales inequívocas” de abuso, y que la menor de edad actualmente se encuentra estable.

También remarcó que el boliche “tiene una responsabilidad tremenda porque fallaron los controles de seguridad”.

Según indicaron las fuentes, la madre de la víctima relató que su hija se escapó con varias amigas, con quienes asistió al boliche bailable Pinar de Rocha, ubicado en avenida Rivadavia al 14700, en la zona oeste del conurbano.

Una vez en el interior del local bailable, según expresó la denunciante, la adolescente ingirió una bebida que le hizo perder el conocimiento.

Tras despertar, la chica advirtió que presentaba lesiones compatibles con un abuso sexual, por lo que su madre la trasladó al Sanatorio Güemes, ubicado en el barrio porteño de Palermo, donde la indicaron realizar la denuncia en la línea 137.

La denuncia fue radicada en la Comisaría Vecina 14 A de la Policía de la Ciudad por la madre de la adolescente y se le dio intervención a la fiscalía en lo Criminal y Correccional 58, fiscal Jorge Fernández, aunque se espera que en las próximas horas las actuaciones pasen al Departamento Judicial Morón, con jurisdicción en Villa Sarmiento, lindante a Ramos Mejía.

“Ayer me comuniqué con la doctora Barroso, que es la fiscal general adjunta de Morón, y prestó todo tipo de colaboraciones. Ya hice un pedido formal para que se libre un oficio inhibitorio y se remitan las actuaciones con la mayor brevedad posible a los jueces naturales, que son del departamento judicial de Morón”, señaló el abogado.

Además, señaló que “aún si (la víctima) hubiera dado su consentimiento, ese consentimiento está viciado”, debido a la presencia de bebidas alcohólicas y a la edad de la adolescente.

En tanto, la madre de la joven señaló que su hija se encuentra en tratamiento con “retrovirales, infectólogos, psicólogos y reposo en casa”, y agregó que en su familia se encuentran “todos destrozados”.

“En este momento está de reposo y no entiende nada, no quiere que la miremos ni que la rocemos. Me tomé los días necesarios para estar con ella, lo que quiero es que esto no le pase a nadie más”, declaró.

Luego aseguró que su hija estaba “en un VIP” del boliche junto a sus amigas: “Había mucha gente y de la misma edad de mi hija y de un año más, porque son conocidas”.

“Esperemos que esto llegue a la justicia y no haya más menores en boliches donde no pueden manejar esto. Hoy me toca a mí como le puede tocar a cualquier mamá o cualquier papá, y lo importante es que no le toque a nadie”, indicó a la señal TN.

Por último, el abogado de la familia manifestó que van a llegar “hasta las últimas consecuencias para que este hecho no quede impune”.

Con información de Télam

PUNTO DE NOTICIAS

Temas

Te puede interesar

- Publicidad -

Te puede interesar

Noticias más leídas

- Publicidad -

Últimas noticias