AMBA: en el último año hubo 12 mil ataques a jubilados

Más de 30 jubilados son víctimas diariamente en el AMBA de los delincuentes, que se aprovechan de la vulnerabilidad de las víctimas para cometer ilícitos

Un estudio precisó que en el último año se registraron 12 mil ataques a jubilados en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), lo que desencadenó en 25 muertes.

El dato fue dado a conocer por la ONG Defendamos Buenos Aires que, con la asistencia del Estudio Miglino y Abogados, indicó que hubo múltiples ataques contra las víctimas mayores, “desde estafas con la modalidad ‘cuento del tío’, a robos en cajeros automáticos, robos perpetrados por bandas de motochorros en la vía pública, robos en su casa, bajo la modalidad ‘entradera’ o ‘salidera’ e incluso palizas dentro del hogar perpetradas por los mal llamados ‘cuidadores de ancianos’, que en realidad son delincuentes que buscan dañar o incluso matar al adulto mayor para quedarse con su casa o con sus bienes”.

“Hace pocas horas, una jubilada de 80 años fue encontrada muerta dentro de su domicilio en Carapachay, Vicente López. Fue asesinada en el contexto de un robo. El fiscal Alejandro Musso está a cargo de esclarecer el crimen”, rememoró el director de Defendamos Buenos Aires, Javier Miglino, en referencia al caso que dejó en shock a los vecinos de Vicente López.

Y continuó: “Los ladrones se llevaron apenas una computadora, un teléfono celular y un poco de dinero en efectivo que tenía la víctima. Sin embargo, este es solo uno de los 12 mil robos violentos y hechos salvajes que en 25 oportunidades le costaron la vida a un hombre o una mujer de más de 60 años, en el último año en Buenos Aires”.

Asimismo, Miglino hizo hincapié en el caso de “Juan Mansilla, un abuelo que comparte apellido con Beatriz Mansilla, la jubilada asesinada en Vicente López pero no tiene parentesco alguno con ésta”.

“Este señor vive en Pergamino y se encuentra en estado de reposo luego de haber sido operado por un tumor, en plena etapa de recuperación y con una colostomía. Sin embargo, su situación de salud no fue respetada y fue agredido por delincuentes que ingresaron a su propiedad para robarle sus pertenencias”, contó.

“El ataque ocurrió durante la noche: al menos tres sujetos, según pudo alcanzar a ver el hombre, irrumpieron en la casa y lo agredieron a golpes para llevarse sus pocas cosas. Amigos de Juan confiaron a Defendamos Buenos Aires que ‘ya nos han robado varias veces, tenemos que quedarnos encerrados como presos en nuestras casas porque estos insanos se adueñan de nuestras cosas”, añadió.

Otro hecho similar, afirmó el director de la citada ONG, es la de “Zulma, una mujer de 78 años que es empleada jerárquica del poder judicial y jubilada hace varios años”.

“Vive sobre la calle Libertad a 100 metros de Avenida del Libertador. Este lunes fue golpeada por dos delincuentes que le robaron la cartera y el teléfono celular y luego de cruzar la avenida mencionada, con destino a la villa 31, se perdieron en el asentamiento sin que hasta el momento hayan podido ser localizados o detenidos”, lamentó.

Miglino insistió con otro lamentable episodio, en el que, “hace poco más de un mes, fue encontrada asesinada en su casa de Berazategui, Margarita Toledo, de 80 años, con una saña poco vista porque le asestaron más de 18 puñaladas”.

“El hecho ocurrió en un departamento del primer piso de un complejo de edificios ubicado en calles 5 y 157, de la citada localidad del sur del conurbano, donde residía la víctima. Según las fuentes judiciales a las que tuvo acceso Defendamos Buenos Aires, un llamado al 911 alertó que la anciana había sido atacada durante un presunto robo, por lo que esa fue la hipótesis inicial que manejaron los primeros policías que arribaron a la escena del crimen y hallaron a la víctima aún con vida. Sin embargo, murió camino al hospital”, explicó.

En este contexto, cabe rememorar que, en las últimas horas, una jubilada de 90 años vivió una pesadilla de casi cuatro horas en su vivienda de Barrio Parque Bernal, donde fue sorprendida en su habitación por tres malvivientes que ingresaron a robar y le dieron vuelta la casa en busca de dinero, a tal punto que rompieron los taparrollos de las ventanas, una pared de machimbre y hasta intentaron desarmar las estufas, ya que creían que tenía escondido ahorros en moneda extranjera.

No sólo debió soportar que le destrocen gran parte de su vivienda, sino que, además, aguantó una verdadera tortura psicológica por parte de los asaltantes, que la amenazaban con secuestrarla y dejarla “tirada en una villa”, si no confesaba el lugar en el que escondía sus ahorros.

Por otro lado, Miglino explayó que, en provincia de Buenos Aires, la situación es delicada. “En los barrios de San Justo, Ramos Mejía, Isidro Casanova, Rafael Castillo y Lomas del Mirados; todos en La Matanza, son pocos los ancianos que se aventuran a salir a la calle después de las 17 horas. Ocurre algo similar en San Martín y Loma Hermosa o en Quilmes, Lomas de Zamora y Moreno. En todos los casos el denominador común es el miedo por parte de nuestros viejos a sufrir un robo violento que no solo les quite lo poco que tienen, sino que los deposite en la guardia de una urgencia de un hospital de la zona”, aseveró. Respecto a Capital Federal, señaló que los barrios con más casos son “Belgrano, Palermo, Núñez, Recoleta, Almagro y Flores”.

En tanto, dejó en claro que, sobre el total de denuncias registradas por la ONG, “muchas de ellas corresponden a ancianos golpeados en su propia casa, pero también personas mayores golpeadas y maltratadas en institutos geriátricos”.

“Estos últimos establecimientos no siempre cuentan con personal profesional, con la suficiente experiencia para tratar con ancianos y terminan maltratando o golpeando directamente a señoras y señores que viven en el lugar y deben soportar en silencio y estoicamente el suplicio cotidiano de los golpes, los insultos y las humillaciones”, finalizó Miglino.

PUNTO DE NOTICIAS

Temas

Te puede interesar

- Publicidad -

Te puede interesar

Noticias más leídas

- Publicidad -

Últimas noticias